Lecciones Ayuda Fotos La Maestra Prensa Compras Enlaces Contacto
 

Lecciones
Sumergirse    La Patada    Brazada    Flotar    Agarrar la Pared   Nadar Solo
Rotar y Flotar    Rspirar y Nadar

 

La Brazada

Los bebés mueven sus brazos naturalmente, chapoteando en el agua.  Les gusta mucho salpicar en el agua, y creen que el chapotear es lo que los hace moverse en el agua. 

Para demostrar una brazada efectiva, forme un asiento para el bebé al cruzar una pierna sobre la otra rodilla.  El bebé debe estar de espaldas a usted y con el agua a la altura del pecho. Tome ambas manos debajo del agua haciendo circulos.  No deje que el  niño aguante su mano o dedo.  Dígale al bebé que él mismo estire y hale sus manos dentro del agua.  Con la cara fuera del agua, el bebé hará círculos con las manos mientras va hacia un juguete, o  hacia otra persona.  Cuando el bebé tenga  su cara debajo del agua, usted podrá extender bien las manos hacia el frente.  Recuérdele que mueva bien las manos.  El bebé puede oír, aún debajo del agua. 

Cuando el niño ya pueda nadar hacia usted, demuéstrele las brazadas para que las vea mientras nada.  Un niño mayorcito deberá sacar sus brazos del agua, haciendo círculos hacia el cielo y hacia el piso.

A medida que el niño desarrolla una brazada más 'adulta',  puede alternar con estirar y halar los brazos bajo el agua sacándolos fuera .

¡Haga que el niño trabaje mucho disfrutando cada lección!

 
© 2005 Swim Bea Productions