Lecciones Ayuda Fotos La Maestra Prensa Compras Enlaces Contacto
 

Lecciones
Sumergirse    La Patada   La Brazada    Flotar   Agarrar la Pared   Nadar Solo
Rotar y Flotar    Respirar y Nadar

 

Flotar Boca Arriba

Flotar boca arriba es una habilidad necesaria para sobrevivir en el agua.

Cuando bañe a su niño es una buena ocasión para empezar.  Puede meterse al agua de vez en cuando con su nuevo bebé ocasionalmente.  Acuéstese en el agua y sujete a su bebé a su lado o encima suyo,  como se demuestra en el DVD.  Déjelo flotar boca arriba en el agua.  Sujételo bien mientras lo mueve suavemente.

Cuando ya lleve al bebé a una piscina, practique consistentemente estas técnicas de flotación y el flotar boca arriba será una experiencia positiva para su hijo, reduciendo el riesgo de un accidente acuático.

Sujete siempre bien al bebé con un juguete.  Descanse la cabeza del bebé sobre su hombro.

Practique esta actividad por varios segundos solamente.  A medida que el bebé se sienta más cómodo, sujétele sólo la cabeza.  Hágalo ligeramente de modo que el bebé se sienta que el agua lo está sosteniendo. 
 
Cuando su bebé ya aguante la respiración al sumergirse, gírelo a posición de flotar para respirar cuando lo saca del agua.  Inclínese para que pueda ver su cara y háblele o cántele inmediatamente para acostumbrarle a este moviento.

Para un bebe inquieto, distraigalo con un juguete, y ponga un brazo sobre el pecho del bebé, el otro brazo debajo de su  espalda, mientras le canta o le habla cariñosamente.  Posiblemente usted tendrá que practicar este procedimiento muchas veces hasta que el bebé esté más calmado.  Usted quiere que el niño flote por sí mismo.

Para niños mayores, siga esta técnica:  
Primero, proteja los ojos del niño del sol.  Segundo, dígale que mire hacia usted y simule una barriga bien grande, como la de Santa Claus.  Finalmente, dígale que busque pajaritos o aviones por el cielo.  Juegue y hable con el niño para que se relaje.  Practique hasta que pueda flotar solito. 

Cada niño es diferente, y no hay garantía de poder evitar cien por ciento una situación de peligro de ahogarse. 
Pero si el niño se cae en la piscina ó se cansa, podrá flotar hasta que llegue ayuda y se salvará.

 
© 2005 Swim Bea Productions